Tirolesa


tirolezaUna actividad cuyos orígenes los tienen en el desarrollo de estrategias militares. Ahora se ocupa para el entretenimiento y diversión en un sinfín de lugares. La Tirolesa es también conocida como tirolina, flying fox o zip-line.

Esta técnica de desplazamiento rápido se ha diseñado para trabajar con la gravedad y teniendo un punto más elevado que otro hacia donde se quiere llegar, entre ríos, cañones, peñas, etc.

La mayor de las veces cada uno de los extremos están complementados por plataformas que ayudan al “despegue” y “aterrizaje” de la persona que está volando sobre un abismo. Cabe acarar que una tirolesa bien diseñada puede llevarte a velocidades muy altas durante el viaje, pero por seguridad deberá reducir la velocidad de llegada para que no sufras ningún percance. Si tu vez que en una tirolesa a la llegada las personas se sacuden fuertemente, evítala antes de que sufras alguna lesión, ya que esa tirolesa no fue diseñada por expertos. Las lesiones que puedes sufrir por un mal diseño pueden repercutir directamente en la columna donde tus cervicales  pueden ser las directamente dañadas por el “latigazo” que das con tu cuerpo a frenar de golpe.

La sensación de volar sobre acantilados, a varios metros de altura es emocionante y llena de adrenalina, que después se hará un poco adictiva debido a los extraordinarios paisajes que se pueden disfrutar durante los trayectos.

La longitud de estas líneas de cables en acero varía de acuerdo al terreno, y a las necesidades. No tanto a la experiencia de los participantes, ya que no se requiere de ninguna pues lo único que tienes que hacer es disfrutar del paseo, puesto que vas atado a un arnés de seguridad donde tu peso corporal hará todo el trabajo. Estas líneas van desde algunos cuantos metros, hasta cientos. Y en Hidalgo están algunas de las más grandes del país, teniendo un circuito que mide poco más de 1,500 metros de longitud, con un tramo de aproximadamente 700 metros, el cual se te hace interminable. Este tramo te puede hacer descender a 120 Km/h.

Sin duda alguna es una experiencia que tiene que vivir y compartir. Si ya has probado algunas pequeñas de 50 o 100 metros, sabes de qué te hablamos, si no, qué esperas para ponerte en contacto con nosotros y empezar la diversión.

¿Listo para cruzar acantilados, ríos y más a toda velocidad?

Anuncios